Recuerdo todos sus detalles, todos esos días, recuerdo el momento exacto en que dejaron de existir,

me falta el aire, se me nublan los ojos, me duele la sangre, me tiemblan las piernas. Vuelvan un día por favor.

Todos los lugares en los que amé profundamente ahora son cementerios.

Todas las risas que existieron, ahora no son ni ecos.

Todas esas miradas, todas esas risas de niños.

Todas las bromas y ese lenguaje que inventamos.

Toda yo me hice valentía, toda yo quedó desparramada en el suelo.

Me morí un poquito, quería acompañarlos, quería seguir riendo. Me equivoqué tanto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s