EL DÍA EN QUE MURIÓ GABRIEL

 

 

Image

Tenía yo una infancia interrumpida, y una adolescencia desintegrada por vivir

Tenía unas calles, unas esquinas cárceles, un barrio que miraba a la nada

Tenía yo tan poquitas opciones en la selva, y te encontré Gabriel, te encontré un día, y todo lo que yo tenía ahora era un mundo de posibilidades, tenía una América Latina,  y tenía ahora que ganar 32 guerras, todas las victorias que no viviste para ver.

 

Cómo explicar desde lo racional lo que al mundo le cuesta tanto entender, un libro, un libro que te cambia la vida, luego vinieron otros, como un ejército y yo como una adolescente hambrienta de historias.

Toda Latinoamérica me sabía a tu nombre, y todo en mi rincón de la habitación se llenaba de colores, de mariposas, de cadenas, de condenas, de esperanza, de cojones, y de valentía.

Que te de la bienvenida el Papalelo Gabo, que te devuelva la parte tuya que se fue con él el día de su muerte….

Te dice adiós Mauricio Babilonia y sus mariposas amarillas, te recuerda Santa Sofia de la piedad, te despide Úrsula a quien decidiste dejar partir un jueves santo…

Te dice adiós Fermina Daza y Florentino Ariza,  la Eréndira, y Ulises…

Te dice adiós tu Mercedes eterna, te llora el río Magdalena, Santa Marta y Aracataca hermosa…

Te dicen adiós porque todos ellos se quedan con nosotros, poblando tu continente, cambiando destinos, coloreando vidas, y aunque te dejan partir, tu américa latina te llorará siempre Gabo, porque siempre habrá lágrimas, porque describiste nuestras maravillas y nuestras miserias como nadie nunca pudo. Porque sabías antes que todos que los designios que nos tenían preparados no eran una condena real.

Yo no puedo decirte Adiós, no puedo porque siento que si te digo adiós estoy obligada a dejar ir una parte mía contigo, y no quiero, quiero que te quedes siempre, porque me salvaste de tantas cosas, y me regalaste tantas otras para poder tener historias con las que enfrentarme al mundo, porque sin ti no hubiera entendido nunca que todos tenemos tantas guerras por las que luchar, tantas que ganar.

Me niego a decirte adiós, porque en mí te hiciste inmortal.

 

HASTA SIEMPRE GABO, MI GABO, MI GABRIEL INMORTAL.

Anuncios

Un comentario en “EL DÍA EN QUE MURIÓ GABRIEL

  1. García Márquez fue el único que logró que yo leyera 3 libros de un mismo autor, todo un récord para un flojo de la lectura como el suscrito, debió ser un genio para lograr este milagro.
    Cien años de soledad, El Coronel no tiene quien le escriba y Crónica de una muerte anunciada.
    Hasta siempre GABO

    Excelente lo que escribes siempre. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s