“I said no, and then i shot myself ( from the one u left behind)”

 

 

Alardes y alaridos de niños poetas en la calma que tenía que resultar de ayer

ayer,

ayer,

cómo se habla de ayer cuando no existe

cuando se tiene conciencia

Alardes y alaridos de letras

Reniego del lenguaje y sus cadenas punzantes

Monólogo a la nada

Cadenas y letras, siempre los mismos elementos.

Leyendo “Semblanzas”

Yo moriré un día como Alejandra, encondiendome en cosas como estas.

Anuncios

Instantáneas

Recuerdo esos días como adolescente, nos tomamos de la mano sin ninguna razón aparente, nos paseamos así sin verguenza, sin preguntas ni respuestas. Besando los minutos con una naturalidad estelar, con la energía de dos adultos jugando a los adolescentes. Tal vez teníamos que encontrarnos  para escribir en la biografía del otro un instante, así bonito, y brillante, casi infantil, naturalmente risueños, hermosamente libres. Te llevo tatuado en mi historia, bonito, con letras de escarcha de niña y saludaré siempre esos días en donde reímos, nos besamos y abrazamos como si nos conociéramos de toda la vida.  Amigo mío, una sonrisa con los colores de la india que se cuelga de mis libros y que siempre me recordará a ti.