Hotel de las nostalgias (Borrador)

Primer borrador sin editar

Sueño

 

Tengo ganas de verte dije y te fui a buscar, te esperé afuera de la estación soledad, y te tomé de la mano mientras la estación se desintegraba detrás.

Luego te fuiste navegando en un barquito de papel hacia isla desolación y yo volví a reconstruir estación soledad donde tomo el metro cada mañana para ir a vagar por las estaciones del frío.

Te volví a encontrar en espejismos mientras le susurrurabas a la risa, y te dije con voz de susto, yo a ti te conozco, y me dijiste que era imposible, me volví a sentar en el rincón del espejo y pretendí que escribía mientras tú te tomabas un café y tu música ocupaba todos los demás lugares del espejo. Y me volví a parar y te dije, yo a ti conozco, tu sonrisa le dijo un secreto a la mía y se te cerró un solo ojo. Yo a ti te conozco, me memoricé tus gestos y tu música me sale de adentro.

Imposible me dijiste, yo a ti nunca te he visto. 

Me fui a caminar por los caminos del espejo pensando por qué este sujeto no me recuerda, y me encontré entre las casas al cartero, que dijo yo a ti te conozco y le contesté que era imposible, y me dijo: ” yo te llevaba las cartas”, y luego recordé. Pensé en la poca importancia que le damos al cartero, el me había visto crecer, y yo no recordaba ni su rostro. Me devolví por el camino para preguntarle al cartero por mis cartas para romper cadenas y mientras lo buscaba vi que había un cuarto en llamas, fui a ver y estaba el sujeto ardiendo, le tomé la mano y le dije, hey!! ¿Qué haces suicida?

Me miró en cólera y me dijo me suicido estúpida.  Le contesté que no en mi espejo.

¿Qué importa dónde?

A mi me importa porque yo no te dejo morir en ninguna de mis realidades. 

Ven a mi lado sujeto, riámonos de los espejismos.

¿Qué haces? Si yo no recuerdo ni tu nombre… y qué importa que no recuerdes ,sujeto

Tengo tu música danzando en mis venas y la vida de mi hijo emerge de tu cuerpo.

Ven vamos que te enseño el hotel de las nostalgias.

El cuarto siguió ardiendo, y en menguante salió sujeto, me tomó de su mano cremada y tiritó al sentir el frio que yo llevaba adentro.

Ven mira, este es hotel de las nostalgias, vamos a revisar todas sus habitaciones a ver si recuerdas…

Este es el cuarto del sueño, y de pronto comenzaron a salir notas musicales de tus manos.

Y yo me estremecí mientras escuchaba y me dijiste que ya no querías escuchar…

Te llevé al cuarto de al lado y me dijiste que sentías que ya habías estado ahí. Luego tiritaste y me dijiste que querías dormir, te dormiste narcoleptico en tres segundos después de que yo conté al revés para que te venciera el sueño.

Y me dormí a tu lado tratando de hacerte recordar.

Te abracé fuerte, fuerte, porque quería ahogar a soledad.

Despertaste en la madrugada y saliste a recorrer los otros cuartos, te encontré jugando con la ropa de niño que tenía el olor de Pascal y su tristeza de navidad.

Me dijiste qué donde estaba Pascal y yo presentí que ya comenzabas a recordar…

Ya no está te dije y se te nublaron los ojos…

¿Donde está Pascal?  Gritaste y me acerqué, Toqué tu pecho y te dije que estaba ahí adentro. 

Y me dijiste ¿Qué puedo hacer para que salga?

Te dije el secreto de la noche,

Perseguiste a Pascal todo lo que quedaba de oscuridad, jugaron en todas las habitaciones 

Y el niño al fin sonrió en su triciclo mágico.

Me regaló una sonrisa en amanecer, y ya aliviada de verte sonreir me fui caminando a la estación de metro esperanza. Tomé el carro y desaparecí entre el día y la noche…

Tu sonrisa hizo que yo ya no tuviera frio aquí adentro.

Salí en la mañana vestida de gárgola a pasear por la ciudad de los espejos, y me encontré con Aureliano meando el castaño, me preguntó si ya había muerto, le dije si cariño, sólo falta que tú lo sepas, te moriste de la peor forma, sin brillo ni escarcha, pero para mí siempre serás el primero que me enamoró con su llanto de vientre, y le di el beso más hermoso que le he dado a un muerto. Mientras caminaba por la ciudad vi a Pascal en su triciclo mágico y pensé que era un espejismo, me gritó aquí estabas mamá y me abrazo fuerte, me dijo papá ya me proyecto de adentro, y está desesperado buscándote en casa de Pilar para ver si aún tu risa espantaba palomas, y me reí a carcajadas, me viniste a buscar, sujeto, te dije, y me miraste oscuro, me dijiste que ya no tenías dudas, mi risa era igual a la de Pilar, y nos reímos felices en espejismos, cuando te fui a abrazar te desintegraste y desperté en el hotel de las nostalgias a tu lado, donde me miraste en terror y me dijiste, yo a ti no te conozco. Y te dije yo a ti si…imposible me dijiste… y desaparecí de la habitación del sueño para llegar a la habitación de la conciencia y la verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s