En una noche negra sin mi sol, no tengo ni mi luna

¿Cómo llorar a un muerto que aún no muere?

Lo más trágico de estos años es saber que existes por ahí y sonríes como muerto andante. Y yo aún no puedo perdonarte, porque aún no estás completamente muerto y te la pasas respirando por ahí después de haber asesinado mi mejor parte. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s