Equivocada de vientre.

Difícil debe haber sido darme a luz a los 6 meses de gestación, pequeña yo, abortando un mundo, equivocada de vientre, ínfima, y corto-punzante. 

Difícil debe haber sido para la que me dio a luz ser siempre mi segunda madre, porque equivocada la vida, la que me dio  luz nunca me tuvo en su vientre pero me acunó con sus manitos negras…

Nacida de tu piel morena, nunca extrañé el tilde mama, para poder llamarte mamá.

No me diste a luz a la vida, pero me diste luz para sobrevivir al mundo, a los días. Me diste 15 años de inolvidable ejemplo para admirarte toda la vida que me quedó cuando tuviste que partir.

Mi puzzle nunca estará completo porque los años no te alcanzaron para verme crecer mamá.

El tiempo nunca cura nada cuando se me olvidan algunos detalles de tu cara.

A mí no me hablen de luchas, porque las conozco a diario cuando trato de reir para no llorar tu ausencia, para ser mejor persona, para vivir de tu ejemplo, para hacer sonreir a los niños perdidos, así como tú dedicaste tus años para verme sonreír.

Espérame viejita, que viajo pronto para escucharte decir mi nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s