Volver a jugar con la inocencia.

A María Eduarda, mi alumna de la escuelita.

28 años tuvieron que sobrevivir en mí para descubrir un universo en el eco de tu risa

Inocente yo, he vuelto a ser niña para tirarme al suelo a jugar con todos los pedazos que quedaban de mi infancia, jugando al parque de diversiones, a las bailarinas, a contarnos chistes, a cantar de manera graciosa las canciones de Morrissey, armando así mi puzzle y  de esa manera llenarme de tu alma etérea.

Oye Lalita, nuestros universos y locuras riman.

Un, dos, tres por mí y por ti compañera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s