Canción de cuna

En una noche gigante, alas de pájaro muerto
siempre es igual me dice la voz infante que habita en mi conciencia.
Siempre es igual, siempre es igual, pero nunca da igual…
Siempre huele a despedida le digo, y ella me responde altanera sacando el odio de entremedio, me castiga por no decir, por ser, por sentir, me castiga por escribir en vez de hablar, las palabras escritas no queman el aire, queman el papel y así desaparecen en las cenizas, por eso escribo, le digo.
Por eso y por aquello, y por lo que aún no sé explicar…por todo eso junto y por nada en particular…
Yo tenía amantes inexistentes, le explico sin rumbo, yo tenía un amor infinito, y la voz de mi infante me interrumpe diciendo que no le interesan mis amores clandestinos…me llama mentirosa y me manda a dormir, me dice la cruel verdad en canciones infantiles.

“Tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada”, y  me duermo ya sin tanta ciencia ficción…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s